Dieta Blanda

dieta blanda

 

La dieta blanda es una opción alimentaria especialmente diseñada para aquellas personas que necesitan cuidar su sistema digestivo, ya sea por alguna dolencia o por haber sido sometidas a algún tipo de intervención médica. Esta dieta se caracteriza por ser fácil de digerir y suave para el estómago, proporcionando los nutrientes necesarios sin sobrecargar el sistema digestivo.

Alimentos permitidos y no permitidos:

En la dieta blanda, los alimentos permitidos son aquellos que son fáciles de digerir y no irritan el sistema digestivo. Estos incluyen:

– Carnes magras como pollo, pavo, pescado blanco y huevos.
– Lácteos bajos en grasa como yogur, leche desnatada y quesos frescos.
– Cereales refinados como arroz blanco, pasta, pan blanco y galletas tipo María.
– Frutas maduras y sin piel como plátanos, manzanas cocidas, peras en almíbar y compotas sin azúcar.
– Verduras cocidas y sin piel como zanahorias, calabacines, patatas y calabazas.

Por otro lado, los alimentos no permitidos en esta dieta son aquellos que pueden ser irritantes o difíciles de digerir, como:

– Carnes grasas y embutidos.
– Lácteos enteros y quesos curados.
– Cereales integrales y alimentos ricos en fibra.
– Frutas cítricas y frutos secos.
– Verduras crudas y con piel.

Menú semanal para dieta blanda:

Aquí tienes un ejemplo de un menú semanal para una dieta blanda:

Lunes:

  • Desayuno:
    • Avena cocida con leche descremada.
    • Compota de manzana sin azúcar.
  • Almuerzo:
    • Puré de patatas.
    • Pechuga de pollo hervida.
    • Zanahorias al vapor.
  • Cena:
    • Sopa de pollo con fideos finos.
    • Pescado al horno.
    • Puré de calabacín.

Martes:

  • Desayuno:
    • Yogur natural bajo en grasa.
    • Pan tostado con mermelada sin azúcar.
  • Almuerzo:
    • Puré de verduras.
    • Filete de ternera a la plancha.
    • Espárragos cocidos.
  • Cena:
    • Sopa de arroz con zanahorias.
    • Tortilla francesa.
    • Puré de brócoli.

Miércoles:

  • Desayuno:
    • Batido de plátano con leche de almendras.
  • Almuerzo:
    • Puré de calabaza.
    • Pescado al horno.
    • Espinacas al vapor.
  • Cena:
    • Sopa de verduras.
    • Pollo a la plancha.
    • Puré de zanahoria.

Jueves:

  • Desayuno:
    • Tostadas de pan integral con queso crema bajo en grasa.
  • Almuerzo:
    • Puré de patatas.
    • Filete de pavo a la plancha.
    • Zanahorias al vapor.
  • Cena:
    • Sopa de arroz con pollo.
    • Pescado al horno.
    • Puré de calabacín.

Viernes:

  • Desayuno:
    • Batido de frutas con yogur griego bajo en grasa.
  • Almuerzo:
    • Puré de verduras.
    • Filete de ternera a la plancha.
    • Espárragos cocidos.
  • Cena:
    • Sopa de pollo con fideos finos.
    • Tortilla francesa.
    • Puré de brócoli.

Sábado:

  • Desayuno:
    • Avena cocida con leche descremada y frutas frescas.
  • Almuerzo:
    • Puré de calabaza.
    • Pescado al horno.
    • Espinacas al vapor.
  • Cena:
    • Sopa de arroz con zanahorias.
    • Pollo a la plancha.
    • Puré de zanahoria.

Domingo:

  • Desayuno:
    • Yogur natural bajo en grasa con granola sin azúcar añadido.
  • Almuerzo:
    • Puré de patatas.
    • Filete de pavo a la plancha.
    • Zanahorias al vapor.
  • Cena:
    • Sopa de verduras.
    • Pescado al horno.
    • Puré de calabacín.

Recuerda que una dieta blanda es útil en situaciones como después de una cirugía o para problemas digestivos temporales, pero siempre es importante consultar con un profesional de la salud para adaptarla a tus necesidades específicas.

 

Deja un comentario

Scroll al inicio