Dieta de 1200 Calorías Menú Semanal

dieta de 1200 calorías menú semanal

 

Dieta de 1200 Calorías Menú Semanal: La dieta de 1200 calorías es una opción popular para aquellos que buscan perder peso de manera saludable y controlada. Esta dieta se basa en el principio de consumir un déficit de calorías diario para promover la pérdida de peso gradual. Aunque es importante recordar que cada persona es diferente y debe consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier dieta restrictiva.

Alimentos permitidos

– Proteínas magras como pollo, pavo, pescado, huevos y legumbres.
– Verduras frescas y con bajo contenido de almidón como espinacas, brócoli, zanahorias, pimientos y calabacín.
– Frutas bajas en azúcar como manzanas, fresas, melones y naranjas.
– Granos integrales como arroz integral, quinoa, avena y pan integral.
– Lácteos bajos en grasa como leche desnatada, yogur bajo en grasa y queso cottage.

Alimentos no permitidos

– Alimentos procesados y altos en grasas saturadas como comida rápida, alimentos fritos y bocadillos azucarados.
– Bebidas azucaradas como refrescos, jugos de frutas comerciales y bebidas energéticas.
– Azúcares refinados como dulces, pasteles, galletas y helados.
– Grasas saturadas como mantequilla, margarina y alimentos fritos.
– Alcohol, ya que es alto en calorías y no proporciona nutrientes esenciales.

Dieta de 1200 Calorías Menú Semanal

Aquí tienes un ejemplo de un menú semanal para una dieta de 1200 calorías. Ten en cuenta que esta cantidad de calorías puede no ser adecuada para todas las personas, y es importante ajustarla según tus necesidades individuales y objetivos de salud. Además, antes de iniciar cualquier dieta restrictiva, se recomienda consultar con un profesional de la salud o un nutricionista.

Día 1:

  • Desayuno (250 calorías): Batido de proteínas con leche descremada, plátano y espinacas.
  • Almuerzo (350 calorías): Ensalada de pollo con verduras mixtas y aderezo de vinagreta.
  • Merienda (100 calorías): Yogur griego sin grasa con bayas.
  • Cena (500 calorías): Pechuga de pollo al horno con batatas asadas y espárragos.

Día 2:

  • Desayuno (200 calorías): Tostadas integrales con aguacate y tomate.
  • Almuerzo (450 calorías): Wrap integral con pavo, aguacate, lechuga y tomate.
  • Merienda (50 calorías): Pepino en rodajas con hummus.
  • Cena (500 calorías): Salmón al horno con quinoa y espárragos.

Día 3:

  • Desayuno (250 calorías): Avena cocida con leche descremada y rodajas de fresas.
  • Almuerzo (350 calorías): Ensalada de garbanzos con atún, tomate y aderezo de vinagreta.
  • Merienda (100 calorías): Yogur natural sin grasa con rodajas de piña.
  • Cena (500 calorías): Tofu salteado con brócoli y arroz integral.

Día 4:

  • Desayuno (200 calorías): Batido de proteínas con leche descremada, plátano y mantequilla de cacahuate.
  • Almuerzo (400 calorías): Ensalada de quinoa con aguacate, tomate, pepino y aderezo de limón.
  • Merienda (70 calorías): Rodajas de pera con mantequilla de almendra.
  • Cena (530 calorías): Salmón al horno con quinoa y espárragos.

Día 5:

  • Desayuno (250 calorías): Claras de huevo revueltas con espinacas y champiñones.
  • Almuerzo (350 calorías): Sopa de verduras con pollo desmenuzado.
  • Merienda (120 calorías): Batido de proteínas con leche descremada y frutas mixtas.
  • Cena (480 calorías): Ensalada de pollo a la parrilla con quinoa y verduras frescas.

Día 6:

  • Desayuno (200 calorías): Taza de yogur griego sin grasa con rodajas de mango.
  • Almuerzo (450 calorías): Ensalada de pollo con quinoa, aguacate y aderezo de cilantro.
  • Merienda (80 calorías): Rodajas de pera con queso cottage bajo en grasa.
  • Cena (470 calorías): Ternera magra a la parrilla con batatas asadas y espárragos.

Día 7:

  • Desayuno (300 calorías): Taza de avena cocida con almendras y rodajas de manzana.
  • Almuerzo (350 calorías): Pescado al vapor con arroz integral y espárragos.
  • Merienda (100 calorías): Batido de proteínas con leche descremada y frutas mixtas.
  • Cena (500 calorías): Ensalada de pollo a la parrilla con quinoa y verduras frescas.

Recuerda que este es solo un ejemplo y que las necesidades nutricionales varían entre las personas. Asegúrate de mantener un equilibrio adecuado de nutrientes y consulta con un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en tu dieta.

Deja un comentario

Scroll al inicio